sábado, 5 de mayo de 2012

Sonidos de Rayuela. Capítulo 110

Gesualdo. Tristis est anima mea.

El sueño estaba compuesto como una torre formada por capas sin fin que se alzaran y se perdieran en el infinito, o bajaran en círculos perdiéndose en las entrañas de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada