viernes, 20 de abril de 2012

Sonidos de Rayuela. Capítulo 38

Carlos Gardel. Volver.

-Para hablar tanto de los cafés no valía la pena que cruzaras el charco.
-A buen entendedor -dijo Oliveira, cortando con muchas precauciones una tira de chinchulines-. Esto sí que no lo tenés en la Ciudad Luz, che. La de argentinos que me lo han dicho. Lloran por el bife, y hasta conocí a una señora que se acordaba con nostalgia del vino criollo. Según ella el vino francés no se presta para tomarlo con soda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada